Asegurando su Sistema de Energía Renovable

El mercado de los seguros se ha ido desarrollando en apoyo a la creciente industria de energía renovable, modificándose las pólizas para atender las necesidades de las empresas activas, como también las de los individuos que instalan en sus hogares o negocios. Cuando se trata de las empresas aseguradoras internacionales que se han especializado en atender la industria solar, la mayoría parten del seguro de responsabilidad pública o general.

Empresas como Seguros Generales Suramericana (SURA), Chubb Energía, Solar Insure, Christiansen Insurance en asociación con GCube, y GDI Insurance Agency, Inc. han logrado progresivamente modificar sus respectivas ofertas de seguros para tomar en cuenta las inquietudes de propiedad y contingencia a escala de utilidad, pero también considerando la durabilidad y vida útil de los productos renovables que se trabajan. Algunas de las tendencias que han sobresalido en cuanto a las ofertas de éstas aseguradoras internacionales son:

·Cubiertas desde el transporte de los equipos, de la flota de vehículos, hasta la instalación.

·Pólizas que atienden el trabajo de instalación y que protegen a los empleados en el campo.

·Por daños materiales posterior a la instalación, ya sea robo o por eventualidades geotécnicas.

·Variaciones en costo de los seguros dependiendo de los materiales de instalación (i.e. racks).

·Seguros que asumen una garantía extendida para los productos y servicios renovables ofrecidos.

·Protecciones adicionales para los empleados e instaladores de la industria solar.

·Inclinación hacia brindar servicios y protecciones desde la perspectiva de un patrono que administra recursos humanos con herramientas para ello.

·Apoyo en el cumplimiento con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas inglés).

·El desarrollo de modelos de recuperación ante catástrofes o desastres naturales para mitigar riesgo.

Dependiendo del estado de desarrollo en que se encuentre la empresa instaladora solar, es recomendable tomar el tiempo para evaluar, invertir y adoptar protecciones de esta índole, ya que tanto empleados como clientes serán agradecidos.

Además de brindarle calma y tranquilidad a las operaciones, es importante también asesorar a cada cliente individual en cuanto a los pasos a seguir para mantener los equipos de energía renovable instalados en su negocio u hogar protegidos.

Cuando se trata de un vivienda o establecimiento comercial con un contrato de compra de energía, conocido como un “Power Purchase Agreement” (PPA), el propietario no tiene que preocuparse del todo por el seguro debido a que la empresa arrendataria y generadora de energía solar es la encargada de ese aspecto de la inversión. Sin embargo, sería beneficioso estar al tanto de los límites de indemnización del seguro de propiedad y contingencia que protege la estructura e identificar si es posible modificarlos para que incluyan los nuevos equipos adheridos.

Hacer contacto con el proveedor de la póliza de seguro antes de la instalación asistirá en determinar si habrá algún aumento en el costo de la cubierta anual, como por ejemplo en el deducible, el cual tiende a fluctuar entre un 2.0% a un 5.0%, y que se tendrá que absorber en el caso de un siniestro antes de que la aseguradora emita cualquier tipo de pago por reclamación. Por otro lado, también es importante leer la “letra finita” y considerar si la póliza cubre el costo de reemplazo, que consiste de construir nuevamente sin deducciones, o si protege por el valor actual en el mercado, cubierta que pagará el valor depreciado de la estructura afectada desde que inició el seguro. Quizás sea el momento de optar por un nuevo proveedor de seguros, en dicho momento se tasará la propiedad para determinar el valor de reconstruir la estructura si se perdiera totalmente, siendo éste valor el punto límite del seguro como tal. De tener un sistema fotovoltaico instalado, dentro de la sección de costos de reemplazo deben de aparecer incluidos todos los equipos adheridos a la vivienda o negocio como, por ejemplo: acondicionador de aire (AC, por sus siglas en inglés), cisterna, generador de energía de gasolina, paneles solares, calentador de agua solar, etcétera. De no ser así, hay que tomar acción y entrar en negociaciones con la aseguradora para alcanzar una nueva fórmula de mitigación de riesgo.

Como todos los mercados, el de los seguros es uno que continúa cambiando y adaptándose a las necesidades de los proveedores y titulares de pólizas, y el de Puerto Rico no es caso aparte.

Luego de la debacle del huracán María y la reacción inconsistente por parte de las aseguradoras de la isla ante el tsunami de reclamaciones recibidas, se han desarrollado una serie de políticas públicas para fortalecer la industria local. Desde cambios directamente impactando el Código de Seguros de Puerto Rico hasta elementos que velan por posibles impactos futuros. A continuación, se lista una breve descripción de las medidas tomadas, y que modificarán para bien el desempeño de un sector que es predominado por quince (15) compañías regionales actualmente:

                P. del S. 1054 – Establecer procesos que sean más agiles y faciliten la adecuada respuesta a los asegurados y el pago de las reclamaciones a través de una Judicatura especializada.

                P. del S. 1056 – Iniciativa para que las aseguradoras realicen pagos parciales de partidas fuera de controversia de manera anticipada.

                P. del S. 1058 – Nuevo requerimiento a todas las aseguradoras de someter un Plan de Respuesta para una Catástrofe o Emergencia a la Oficina del Comisionado de Seguros.

                P. de la C. 1645 – Remedios, protecciones y mecanismos civiles para tomar acción en contra de aseguradoras de encontrarse en incumplimiento.

                P. del la C. 1727 – Eliminación de las restricciones a seguros de propiedad y contingencia para poder contratar aseguradoras de líneas excedentes elegibles de estados y países internacionales.

                P. del la C. 1729 – Autorizar, definir y regular el negocio de los micro-seguros en Puerto Rico.

En papel, es notable que las nuevas políticas están diseñadas para mejorar el nivel de sensibilidad, agilidad y desempeño de la industria, siendo la Asociación de Compañías de Seguro de Puerto Rico (ACODESE) y la Oficina del Comisionado de Seguros de Puerto Rico (OCS) partícipes del proceso. Resta por ver, cómo cada una de las aseguradoras atienden en práctica un mercado en plena transición, dentro de la aplicabilidad de las leyes nuevas, y si son capaces de desarrollar unos micro-seguros especializados para proteger las inversiones en paneles fotovoltaicos (PV), responsivos a los cambios climáticos que acontecen.