FRAUDE en las Instalaciones Solares

Como en toda industria que se mantiene en auge y crecimiento, tienden a surgir personas oportunistas capaces de engañar a los consumidores más vulnerables con promesas falsas, causando pérdida de dinero o gravámenes a la propiedad. Por tal razón, en el momento de considerar invertir en una instalación solar, es sumamente importante mantenerse informado y realizar investigaciones antes y después de la reunión inicial con el proveedor o vendedor de sistemas de energía renovable acerca de todos los temas discutidos.

¿Cómo identificar un esquema de fraude en las instalaciones solares?

Por lo general, la estrategia fraudulenta cuenta con un beneficio increíble a un precio sumamente económico o hasta gratis luego de recibir incentivos.

Al realizar un depósito sumamente alto y sin investigar al instalador, vendedor o tercero, podría incurrir en la pérdida de miles de dólares invertidos en alguien que se desaparecerá o en un proveedor que hará un trabajo inferior y que no dará el resultado de ahorro en la factura de luz prometido. Históricamente los esquemas de fraude aumentan sus posibilidades cuando los seudoinstaladores les hacen falsas promesas a personas mayores de edad, impedidos y a residentes de bajos ingresos, grupos de personas que necesitan creer más que ningún otro que el equipo a instalar tendrá un precio insignificante al final.

Paralelamente, es importante recordar que un vendedor por lo general cobra a comisión y que en ocasiones estaría dispuesto a tergiversar la realidad diciendo “que un sistema de energía solar reemplazará y eliminará sus cuentas de luz o que los precios en la industria están a punto de aumentar y es hora de invertir.”

Inclusive, se ha dado el caso en que un vendedor de puerta en puerta llega a un hogar e indica que el residente es elegible para un sistema solar a un precio reducido o libre de costo, pero que para inspeccionar la propiedad debe firmar en la tableta, desconociendo que estaban firmando un contrato que les responsabilizarían por un pago de $35,000 durante los próximos 25 años.

¿Qué estrategias debería tomar para prevenir el fraude en las instalaciones solares?

                No caer en tácticas de alta presión o por el fraude basado en el atractivo de la oferta, tiene el derecho de dedicarle tiempo a la lectura de los detalles en el producto o servicio antes de hacer cualquier tipo de compra.

                Solicitar materiales de la empresa para informarse, además de pedir que el contrato impreso esté escrito en su idioma natal para poder analizarlo.

Hacer las preguntas indicadas:

                ¿Aumentarán los impuestos a la propiedad a pagar en el Centro de Recaudación de Ingresos                     Municipales (CRIM)?

                ¿El producto que se está ofreciendo es un acuerdo de alquiler o un contrato de compra                                de propiedad y equipos?

                No pagar más del 10.0% del costo del contrato por adelantado o $1,000 dólares, tratando de nunca pagar en efectivo.

                Verificar si el instalador cuenta con el Certificado de Instalador de Sistema Eléctrico Renovable, si es Ingeniero Electricista Licenciado en Puerto Rico o si se trata de un Perito Electricista con Certificación de Instalador Solar.

                ¿El Certificado de Instalador se encuentra vigente?

                (El mismo debe de ser renovado cada 4 años).

                Si no lo tiene consigo, pedir que le envíe una foto del mismo en el cual la fecha de otorgación del grado esté visible.

                También solicitar tres estimados distintos, verificar referencias y revisar trabajos anteriores personalmente si es posible.

Existen otros asuntos técnicos a considerar cuando uno se encuentra hablando con el representante de una empresa solar, como, por ejemplo, un sistema con un inversor de 4.0 kilowatts (kW) no necesariamente conllevará a un sistema que generará 4.0kW de energía. Es mejor fijarse en el poder energético que producirá el sistema y en el rendimiento que el mismo tendrá cuando haya poca luz solar. Por lo general, no es conveniente instalar un inversor de mayor capacidad porque podría necesitar un nivel de energía mínimo para comenzar a convertirla de corriente directa (DC, por sus siglas en inglés) a corriente alterna (AC, también en inglés).

Por otro lado, los estafadores también ofrecen sistemas que puede ser mejorados en nivel y categoría generatriz en un futuro para que gaste más en el presente, cuando se debe invertir en un micro-inversor que sea parejo con la cantidad de paneles a instalar. Si acaso, en el futuro se deberían instalar equipos más modernos, ya que las reglamentaciones cambian y la tecnología mejorará también.

Siempre se debe indagar acerca de las cotizaciones recibidas, si incluyen todos los costos escondidos, certificando si en las mismas o en la letra chiquita de los contratos como tal aparecen referencias a:

El tipo de techo, la cantidad de pisos de la estructura y cualquier eventualidad con el acceso al techo.

Inclinación de los “racks” en los techos planos como son generalmente en Puerto Rico.

Cargos por transportación de los equipos.

Instalación completa de los paneles, inversor y cables de interconexión.

Servicio de revisión y mantenimiento luego de la venta, asegurando que el sistema estará trabajando en óptimas condiciones.

Por otro lado, el tiempo de espera por una instalación no debería sobrepasar las seis semanas, mientras que el depósito no debería ser de más de un 50% del costo total del proyecto. En ocasiones los instaladores indican que se debe restaurar el techo en dónde se vaya a realizar la instalación de los equipos solares renovables. En éste caso, la mejor recomendación sería el cotizar con varios proveedores también, evitando que le engañen o que pague un precio muy elevado al realizar un análisis comparativo.

Uno de los casos de mayor renombre criminal en cuanto al nivel de fraude cometido en las instalaciones solares se llevó a cabo en la ciudad de Liverpool del Reino Unido (UK, siglas en inglés), en donde seis personas defraudaron £17.0 millones de libras británicas de 1,500 personas retiradas, mayores de edad y vulnerables. El esquema consistía en venderle e instalarle paneles solares, lo que permitiría que los clientes pudiesen generar ingresos adicionales, además de recibir el incentivo del gobierno de alimentación energética arancelaria. Durante el proceso de venta utilizaban técnicas engañosas, mentiras y falsas garantías de reembolso, tergiversando la oferta y maximizando sus ventas. Al siempre indicar que el techo se encontraba en una inclinación casi óptima para generar un ingreso adicional a través de la venta de energía a la red, el enfoque era que la víctima gastara cantidades considerables y hasta todos sus ahorros en la compra y que luego se le reembolsaría con el esquema de “cash back”.

Luego, durante un periodo de cinco años la inversión total se le devolvería sin riesgo alguno, al invertir el costo de los paneles de manera segura con Capital Suisse o con Capital Helvetica, cosa que nunca ocurrió. La investigación duró cuatro años y el fraude continuó, ya que el dinero era transferido entre Solar Energy Savings, Ltd. y cuentas de distintas compañías creadas para continuar vendiendo instalaciones y paneles solares, mientras se atrasaba la investigación policiaca. Al final lograron dar con el paradero de todos, siendo sentenciados entre siete años y ocho meses a tres años y medio, los seis ingleses dependiendo de su nivel de involucración en el fraude.

Cuando un vendedor está buscando una venta rápida, tiende a acentuar la marca de los paneles fotovoltaicos y del inversor, exagerando los créditos contributivos disponibles y dejando de discutir la utilización actual de energía.

Convirtiéndose una tarea indispensable el investigar para poder comparar precios, incentivos y capacidades generatrices, después de todo, no es lo mismo un panel fotovoltaico manufacturado en China versus uno alemán.

Más importante aún, si alguno de los puntos antes discutidos le resalta, evite el fraude en las instalaciones solares al solicitar otras cotizaciones, tomando el tiempo para analizar y comparar antes de tomar cualquier tipo de decisión. De esta manera, liberándose de peores consecuencias como daños al techo al contratar un proveedor ineficiente o que invierta todos los ahorros en un depósito circunstancial y que después de todo, el vendedor no regrese o no le cumpla.

Evite arriesgar el techo de su hogar al analizar diversas opciones de instalación solar-renovable.